lunes, 27 de enero de 2014

ALEJANDRA PIZARNIK.....en la medianoche.

Bienvenidos a este nuevo día, que esperemos se nos presente lo mas satisfactorio posible, ello depende en gran parte de nosotros, pero no podemos dejar de señalar que todos los que nos rodean y que forman nuestro mundo vital, ejerce una gran influencia.



Como influencia es la que yo quisiera ejercer sobre cada uno de vosotros, en relación con la lectura de POESIA. Y para ello tomo como referente, a una poeta excepcional, escritora argentina, controvertida, polémica y cuestionada; convertida en una figura de culto dentro del mundo de las letras hispanas.

Su nombre ALEJANDRA PIZARNIK.

Antes de seguir con unos trazos biográficos,algunos de sus poemas, maravillosos, como lo fue ella en sí misma y como toda la producción que consiguió, como escritora, a lo largo de su vida.




SOLO UN NOMBRE
alejandra alejandra
debajo estoy
alejandra


EL MIEDO.
En el eco de mis muertes
aún hay miedo.
¿Sabes tú del miedo?
Sé del miedo cuando digo mi nombre.
Es el miedo,
el miedo con sombrero negro
escondiendo ratas en mi sangre,
o el miedo con labios muertos
bebiendo mis deseos.
Si. En el eco de mis muertes
aún hay miedo.

POEMA PARA EMILY DICKINSON.
Del otro lado de la noche
la espera su nombre,
su subrepticio anhelo de vivir,
¡del otro lado de la noche!
Algo llora en el aire,
los sonidos diseñan el alba.
Ella piensa en la eternidad.


BREVE BIOGRAFIA.-

Alejandra Pizarnik nació en Buenos Aires, el 29 de abril de 1936, en una familia de inmigrantes de europa oriental. Su infancia fue muy complicada. Hablaba español, con marcado acento europeo y tartamudeaba. Tenía graves problemas de acné y una marcada tendencia a subir de peso. Estas eventualidades minaban seriamente su autoestima. La autopercepción de su cuerpo y su continua comparación con su hermana la complicaron de manera obsesiva. Es posible que comenzara, por esta razón, a ingerir anfetaminas -por las que pronto desarrolló un fuerte adicción-, que le provocaban prolongados periodos con trastornos del sueño, euforia e insomnio. Alejandra padecía lo que se conocía como trastorno límite de la personalidad.
No obstante, ello no le impidió estudiar filosofía y letras en la Universidad de Buenos Aires y, mas tarde, pintura con Juan Batlle Planas. Entre 1960 y 1964, Pizarnik vivió en París donde trabajó para la revista "Cuadernos" y algunas otras editoriales francesas, publicando poemas y críticas en varios diarios; tradujo a Antonin Artaud, Henri Michaux, Aimé Cesairé e Yves Bonnefoy, y estudió historia de la religión y literatura francesa en la Sorbona. Luego de su retorno a Buenos Aires, Pizarnik publicó tres de sus principales volúmenes "Los trabajos y las noches", "Extracción de la piedra de la locura" y "El infierno musical", así como su trabajo en prosa "La condesa sangrienta". En 1969 recibió una beca Guggenheim y en 1971, una Fullbright.
Del todo apocalíptica e influenciada en su lirismo por Antonio Porchia, los simbolistas franceses, en especial, Arthur Rimbaud y Stephane Mallarmé, por el espíritu del romanticismo y por los surrealistas, Pizarnik escribió libros poéticos de notoria sensibilidad e inquietud formal marcada por una insinuante imaginería. Sus temas giraban en torno a la soledad, la infancia, el dolor y sobre todo, la muerte.
El 25 de septiembre de 1972, a los 36 años se quitó la vida ingiriendo 50 pastillas de un barbitúrico (Seconal) durante un fin de semana en el que habia salido con permiso del hospital psiquiátrico de Buenos Aires, donde se hallaba internada a consecuencia de su cuadro depresivo y tras dos intentos de suicidio.



Fuentes: www.lospoetas.com y Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario