sábado, 22 de febrero de 2014

FRANCIS BACON:Estudio del retrato del papa Inocencio X de Velázquez

AUTORRETRATO

Hablar de la obra de FRANCIS BACON, uno de los mas importantes pintores británicos del siglo XX,  es describir la mas desoladora visión de la condición humana; un artista que despertó, en su momento, y sigue haciéndolo, fascinación y repulsa, pero que nos ha dejado un legado inestimable.

Francis Bacon nació en Dublín, si bien sus padres eran ingleses; empezó su trayectoria profesional como diseñador de interiores antes de decidirse a pintar, hacia el año 1928, si bien, destruyó gran parte de su producción como consecuencia de la autoexigencia que siempre marcó su vida.

No cabe la menor duda de que existen personas  especiales, distintas a todas las demás, cuyo pensamiento y percepción es inalcanzable para muchas otras: estas personas no resultan de un contexto social ni de la evolución histórica: son un carácter en si mismos. Son dueños de su propio destino, y por mucho que lo intenten cambiar, fracasarán, pues ese destino es al que le lleva su punto de partida inicial, única y exclusivamente. Evidentemente, ser único, es un  privilegio, pero también, una maldición, pues esa diferencia es la que les aisla del resto de los seres mortales.
Al igual que BACON, Van Gogh, Edward Hopper o Andy Warhol entran dentro de esta categoría.
Es de todos conocida la frase de Bacon: "Siempre he concebido la amistad como una situación en la que dos personas realmente se destrozan y quizá de ese modo aprendan algo una de la otra".
FRANCIS BACON irrumpe de forma rotunda en el mundo del arte contemporáneo en el año 1945, gracias a su triptico "Tres estudios para Figuras en la base de una Crucifixión", que causó en tremendo impacto cuando fue expuesto, por vez primera, en la galería Lefebvre, de Paris.



Este tríptico es un estudio de una de las constantes en la obra de Francis Bacon: el aislamiento, o mejor dicho, enjaulamiento, de la figura, la violencia sadomaso, la naúsea y, como no, su fascinación por la carne.
Utilizando sus propias palabras él mismo escribió que le gustaría que sus lienzos parecieran como si hubieran pasado por ellos una presencia humana su huella "como un caracol deja su baba".

Francis Bacon gustaba de recortar y amontonar fotografias y todo tipo de imágenes que le llamaban la atención, por si alguna vez las pudiera necesitar para trabajarlas y hacer de ellas su propia versión.
Sin duda, su apropiación mas famosa es la que hizo del Papa Inocencio X, de Velazquez,  cuya figura distorsionó y desfiguró hasta hacer de la misma la imagen mas radical del horror y la desesperación.
Quien vea por primera vez esta imagen quedará desconcertado, y por supuesto, horrorizado, pues parece la obra de un psicópata.



Estudio del retrato del papa Inocencio X de Velazquez (1953)
Oleo sobre lienzo 153x118,1 cm
Des Moines, Coleccion Nathan Emory Coffin en
Des Moines Art Center

"ME CONSIDERO UN CREADOR DE IMÁGENES. LA IMAGEN ES MAS IMPORTANTE QUE LA BELLEZA DE LA PINTURA (....) SUPONGO QUE LAS IMÁGENES APARECEN PORQUE SÍ COMO SI ME FUERAN ENTREGADAS (....) MAS QUE UN PINTOR, SIEMPRE ME HE CONSIDERADO UN INTERMEDIARIO DEL ACCIDENTE Y DE LA CASUALIDAD (....) NO CREO QUE TENGA TALENTO; SOLO SOY RECEPTIVO (...).

Bacon extrae de las obras de otros artistas elementos que pueden serle decisivos, para lo que el define como "el misterio de la pintura", y que consigue aislar, cuando procede a la ejecución de su obra.

"PARA MI EL MISTERIO DE LA PINTURA ACTUAL RADICA EN LA CREACIÓN DE LA APARIENCIA. SÉ QUE PUEDE ILUSTRARSE. SE QUE PUEDE FOTOGRAFIARSE. PERO COMO HACERLO DE MANERA QUE PUEDA CAPTARSE EL MISTERIO DE LA APARIENCIA EN EL MISTERIO DE LA CREACIÓN"


OS DEJO CON ESTE PARTICULARÍSIMO VIDEO QUE RECORRE SU VIDA Y OBRA EN
UNA ESPECIE DE FLASH INTERPRETATIVO.


BUENAS TARDES A TODOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario