martes, 11 de marzo de 2014

HENRI CARTIER-BRESSON: El ojo del siglo XX


Buenos dias, y de nuevo nos ponemos las pilas para rendir tributo a uno de los fotógrafos más significativos de este pasado siglo XX.
La fotografía, evidentemente, es un Arte, pero un arte joven, pues nació a finales del siglo XIX, y con el paso del tiempo ha ido perfeccionando los medios para producir obras de mejor calidad y, por supuesto, una cantidad ingente de material, de mejor a excelente consideración dentro del mundo del ARTE.


Primera fotografía permanente de Niepce, 1826

Pero el tema de nuestro "post" de hoy no es la historia de la fotografía, sino la vida y la obra de uno de sus protagonistas HENRI CARTIER-BRESSON,con motivo del décimo aniversario de su fallecimiento, por lo que el Centro Pompidou, en Paris, y hasta el próximo 9 de junio, nos ofrece una exposición, la mayor hasta el momento, de toda su extraordinaria obra, la obra de un maestro en la captura del instante, de un genio en la visión de la escena normal que deviene extraordinaria.




No debemos dejar de señalar el hecho bien cierto que HENRI CARTIER-BRESSON es un fotógrafo muy admirado y reconocido en su pais natal, Francia, y que los franceses no pierden jamás la ocasión de rendirle culto como uno de sus mejores talentos artísticos.
Cartier-Bresson nació el 22 de agosto de 1908 en Chanteloup, en el departamento de Seine-et- Marne, y estudió en el Lycée Condorcet, en Paris, si bien lo abandona sin graduarse, y ahí empieza su pasión, inicialmente, por la pintura lo que le lleva a matricularse en el estudio de André Lhote, siendo un adolescente.
Sus primeros pasos dentro del mundo de la fotografía nos anuncian cierta conexión con determinados pintores, fundamentalmente, impresionistas, al observar el juego de la luz, la alegría de vivir y la despreocupación que comulga el mundo en el que habita.



Cartier-Bresson se mueve por el universo de los ambientes surrealistas de su época y siente atracción e interés especial por las distintas manifestaciones del mismo. Ese mismo interés lo manifiesta por el cine (no olvidemos que fue asistente de Jean Renoir, en algunas de sus películas, como La vida es nuestra y Las reglas del juego, entre otras).
No cabe la menor duda de que que el mundo de HENRI CARTIER BRESSON es el mundo de la imagen, captada en un instante o en movimiento, y es hacia 1931 cuando en Costa de Marfil hace sus primeras fotos. Estas imágenes fueron publicadas años mas tarde por Charles Peignot en su revista Arts et Metiers Graphiques.



Este primer reportaje marca el punto de partida de la que será toda una vida dedicada a la fotografía, y a obtener de cada instante la "instantánea" mas significativa; es por ello, que llega a ser conocido como "el ojo del siglo XX". Su vida será una continua búsqueda de secuencias, captadas a lo largo de todo el mundo, de personas desconocidas, de otras conocidas por todos y elevadas a la categoria de genios. Haciendo uso de las propias palabras de Henri Cartier-Bresson: "La fotografía es, para mí, el impulso espontáneo de una atención visual perpetua, que atrapa el instante y su eternidad". 

Albert Camús

Pablo Picasso

Truman Capote

Sus inicios fotográficos con su adorada Krauss, de segunda mano, continúan bajo el objetivo de una Leica,  su herramienta de trabajo mas querida.
Capturado por los alemanes en 1940, consigue liberarse en 1943 y entra a formar parte de un movimiento clandestino para ayudar a las personas que se encuentran en identicas circunstancias.


Después de instalarse en Paris, su vida errática le lleva a recorrer varios paises de Africa, Estados Unidos, la India, donde conoce a Gandhi, la URSS, China, Japón.....La estancia de Cartier-Bresson en todos ellos se consolida con las imágenes que capta de la vida de sus habitantes, de las gentes desconocidas para todos, para el mundo.....

SHANGHAI, 1948


En 1947, un hecho fundamental marca la trayectoria de Henri Cartier-Bresson y es que funda, junto con Robert Capa, David Seymour, William Vendivert y George Rodfer, la Agencia Magnum, conocidísima por todos.

Su obra fundamental se encuentra en la Fundación Cartier-Bresson, que fundó en 2003 con la ayuda de su esposa, Martine Frank, y de su hija Melanie, fundación reconocida de interés público por el pais galo. 
En 1981, recibió el Premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura Francés; en 1982, el Premio de la Fundación Hasselblad, y cuatro años mas tarde, el Premio Novecento.




Henry Cartier Bresson falleció el 3 de agosto de 2004, con 96 años, de los que prácticamente ochenta dedicó al mundo de las artes visuales: la fotografía. Sus fotos, siempre en blanco y negro,  nos muestran un maravilloso abanico de claroscuros, y su objetivo fue seducido por las emociones, la curiosidad y la capacidad de ver cuanto de maravilloso encierra la vida.
Es por ello que el Centro Pompidou rinde un muy merecido homenaje a este su artista, al FOTOGRAFO de todo un siglo que viajó con el convencimiento de que cada instante merece ser captado y vuelto a ver, por lo que de emoción encierra.




"FOTOGRAFIAR ES COLOCAR LA CABEZA, EL CORAZON Y EL OJO EN UN MISMO EJE"
(Henri Cartier Bresson)

1 comentario:

  1. Como te lo curras, gracias porque siempre aprendemos, Un abrazo.

    ResponderEliminar