jueves, 10 de julio de 2014

H.P. LOVECRAFT: ENTRE EL HORROR Y LA FANTASIA.


Buen día, estimados y siempre bienvenidos amigos, hoy me aventuro por el terreno de la literatura y, en especial, en un género que no ha sido especialmente cultivado por muchos autores; no obstante aquellos que escribieron libros sobre horror, misterio y fantasía son, en su mayor parte, conocidos por el público en general, como es el caso de nuestro protagonista de hoy HOWARD PHILLIPS LOVECRAFT.
Si os parece bien, empezamos con una cita del propio H.P.LOVECRAFT, relacionada en un artículo publicado por el periódico El Mundo, en el que el mismísimo LOVECRAFT habla sobre sí y sus pretensiones. No tiene desperdicio pues le define pefectamente, así que atentos a su propia definición:

"Mi vida diaria es una especie de letargo desdeñoso, exento de virtudes y de vicios. No pertenezco al mundo, sino que soy un divertido y a veces digustado espectador suyo. Detesto al género humano y sus pretensiones y suciedades... Resulta muy extraño que yo, tipo nórdico de casi seis pies de alto y tez pálida -el tipo de conquistador y hombre de acción- tenga tendencia al análisis pasivo y al estudio de las impresiones como un mediterráneo de ojos grandes, bajito y moreno... Mis notas dominantes son la inutilidad y la ineficacia. Jamás llegaré a nada, porque no me importa lo bastante la vida y el mundo como para intentar....."

Este párrafo pertenece a una carta que H.P. Lovecraft remitió a un amigo en febrero de 1924, justo un mes antes de contraer matrimonio. Evidentemente, de su lectura se desprende que H.P. Lovecraft no era un hombre que podamos calificar como "normal", pero en su diferencia está su mérito en el que nos adentraremos, y sabremos algo mas de su obra.

Foto de niño


H.P. Lovecraft nació el 20 de agosto de 1890 en Providence (Rhode Island).
Fue hijo único de una familia un tanto peculiar, pues su padre, representante de ventas, cuando su hijo tenía apenas tres años sufrió una crisis nerviosa en en la habitación de un hotel de Chicago y fue ingresado en un centro de Providence, llegando a ser incapacitado. Por lo que respecta a su madre, Sarah Susan Phillips Lovecraft siguió el mismo camino que su desgraciado esposo y murió veinte años mas tarde en el mismo manicomio.
Muy bien no debía andar la señora de la cabeza cuando siendo un niño, tenía el hábito o mala costumbre, por decirlo de alguna manera, de vestirlo de niña, siendo una mujer posesiva y le llenó la cabeza de todo tipo de miedos y paranoias, a lo cual contribuyeron también dos tias suyas, de las que H.P. Lovecraft no se pudo separar hasta cerca de su muerte, y de un abuelo que le aficionó a la lectura.


Así lo "vestía" su madre


Lovecraft recitaba poesía con tan solo dos años y con tres leía perfectamente. A la edad de seis años empezó a escribir. Fue un chico de salud delicada, por lo que no pisó las aulas escolares hasta los ocho años, abandonándolo poco después, pues sufría de crisis nerviosas, y a ello se unía el hecho de que se aficionó a las excursiones nocturnas por lugares del todo lóbregos, lo que aumentó aún mas si cabe su trastorno y dieron vuelo a su imaginación. 

En sí era una persona solitaria (evidente, teniendo en cuenta su infancia) que dedicaba la mayor parte de su tiempo, amén de a la lectura, a la astronomía, y a cartearse con aficionados a la que se puede considerar como literatura macabra.

Inicialmente se estrenó con la poesía, aunque luego empezó a escribir ensayos como El horror sobrenatural, y a publicar cuando contaba con 31 años.


En el año 1924, y sin decirle nada a sus tías, Lovecraft se casó en Nueva York con Sonia Green, una sombrerera, que era siete años mayor que él y que además ya había estado casada , amen de ser de origen judía (contradictoria actitud con sus ideas antisemitas de las que siempre hizo bandera). Mas su matrimonio no funcionaba todo lo bien que Lovecraft hubiera deseado, y eso que su esposa se esforzaba por prepararle ricas comidas para que engordara y dejara de lado ese color pálido que le acompañó toda su vida.Para Sonia la relación con su esposo, desde el punto de vista sexual, sólo existía si ella tomaba la iniciativa; es mas, las amistades con escritores homosexuales, amén de su desinterés total por las mujeres nos hacen pensar en que quizá fuera homosexual, mas tal vez tan solo fuera un tipo raro (razones tuvo para llegar a serlo con la infancia que conoció), un misántropo o quizás un asexuado.



En 1926, se divorció de Sonia y volvió a Providence con sus tías, permaneciendo allí el resto de lo que fue su corta vida. Eso sí, el tiempo bien que lo empleaba en escribir y mucho, aunque su salud y su economía se iban quebrantando cada vez mas rápidamente. Lovecraft fue un hombre bueno y afable, de la misma manera que tenía una visión fatalista de la existencia Murió como consecuencia de un cancer intestinal el 15 de marzo de 1937.




La prosa de H.P. Lovecraft está influenciada por Lord Dunsany, Wiliam H. Hodgson, Arthur Machen, y por supuesto, Edgar Allan Poe. Podemos considerarle como una gran innovador del cuento de terror debido, fundamentalmente, al tratamiento que le dio a su narrativa y a la atmósfera de sus historias, que nos acercan a la ciencia-ficción. 
Sus relatos nos hablan de espíritus malignos, posesiones psíquicas, y mundo oníricos, donde tiempo y espacio se alteran continuamente, tal y como podemos considerar en sus Mitos de Cthulhu, un trabajo colectivo que fue creciendo con las aportaciones del conocido como Circulo de Lovecraft, que eran un grupo de escritores entre los que se encontraban el propio Lovecraft, y Clark Ashton Smith, Robert E. Howard, Robert Bloch, August Derleth, Long Henry Kuttner, E. Hoffman Price y otros. 




Con posterioridad a su fallecimiento, sus relatos fueron recopilados, y entre ellos podemos encontrar "El extraño y otros cuentos"  (1939), y "El cazador en la oscuridad y otros cuentos" (1951). Mas podemos considerar como sus mejores novelas cortas "El caso de Charles Dexter Ward" (1928), "En las montañas de la locura" (1931), y "La sombra sobre Insmouth" (1936).
El éxito que goza hoy la obra de H.P. Lovecraft no pudo conocerla en vida, pues murió en la mayor de las pobrezas y sobre todo desconocido como literato; es mas sus libros continúan siendo reeditados, fundamentalmente, ilustrados con bellísimas imágenes.


La vida no siempre es generosa con aquellas personas dotadas de un don natural para el ejercicio de una disciplina artística; es más, son muchos los casos en que escritores, pintores, poetas, músicos..... viven y mueren en la mas absoluta de las miserias.... y con el tiempo, los que leemos o contemplamos su obra y vemos la grandeza de la misma, nos damos cuenta de que la VIDA fue injusta con muchos de ellos, más aunque el tiempo nos los haga eternos y su obra manifiesta y espléndida, siempre nos queda ese pequeño sentimiento de que la injusticia "natural" existe por sí sola, con independencia de que el hombre intervenga en su desarrollo. Este fue el caso de H.P. Lovecraft, un BICHO RARO....


BUEN DIA A TODOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario