lunes, 15 de septiembre de 2014

ALFONSO ALBACETE: REFLEXIONES SOBRE EL ACTO PICTÓRICO.


Buen día, amigos todos, como cada día, un tema nuevo que tratar, siempre teniendo claro que lo que mas me interesa y quiero transmitir es mi gran amor y devoción por todo lo que es CULTURA y ARTE.
Es por ello que con ocasión de que ya está terminando el verano, y el otoño está llamando a nuestras puertas, las Galerías de Arte, empiezan por presentarnos lo que consideran puede ser interesante para el público, en general, y para el mas que especializado.
De esta forma la Galería Marlborough de Madrid empieza el curso con una exposición de ALFONSO ALBACETE, que obedece al nombre de NATURA, y cuyo objetivo es mostrarnos el proceso por el que el artista consigue su propósito, y nos define el sentido del acto pictórico.


ALFONSO ALBACETE nació en Antequera (Málaga), en 1950, y es un destacado pintor y grabador. 
Su pintura, en términos generales, irrumpe con un fuerte cromatismo e influido por la abstracción americana y el pop art. Podemos considerar su obra, dentro del movimiento artístico, como un punto de inflexión en el que se integra la figuración y la abstracción.
Su formación pictórica la inicia con Juan Bonafé, para continuar después sus estudios de Bellas Artes y Arquitectura en Valencia y Madrid. A partir de los años 90 su pintura va evolucionando, y  se detiene en la figura humana,el bodegón y el paisaje, aunque posteriormente ha utilizado temáticas mas abstractas.
Fue el Museo de Arte Contemporáneo el que en 1988 le dedicó su primera exposición retrospectiva.



Por lo que se refiere a la exposición "NATURA" que inaugura la temporada en la Galería Marlborough, de Madrid, la suya es una reflexión sobre el hecho creativo en sí mismo, una forma de ahondar en todo lo trabajado durante mas de treinta años, y ello en base a que ALFONSO ALBACETE nos lleva a encontrarnos en un lugar que parece que ya conocemos, pues los recursos, los temas utilizados, lo han sido ya en cuadros anteriores. En definitiva, es una forma de replantearse toda una existencia vital de cara al espectador.

Dentro del planteamiento que ALFONSO ALBACETE vuelven a configurarse cuadros antiguos en estudios de trabajo también antiguos en los que los tiempos vividos se confunden, mas ello implica que también aumentan los distintos puntos de vista que nos ofrecen cada uno de ellos. 



Para ALFONSO ALBACETE el resultado de su trabajo no es una cuestión de aplicar el procedimiento, sino que es precisamente éste el que es cuestionado , y que tiene como finalidad conseguir alcanzar el sentido de la obra de arte, una forma de inventárselo en el proceso.
Desde su punto de vista, todo está ya planteado, esperando a que sea el autor el que reinvente, avanzando hacia posiciones mas elevadas, capaces de hacernos ver nuevos descubrimientos.
Los temas de esta exposición son tres: la conferencia de arte, el estudio y el huerto. Esta temática es recurrente, pues el autor ya la utilizó con anterioridad, mas vuelve sobre ella, para mostrarnos que el artista no tiene por qué "inventar" nuevos temas, sino que puede y debe "reinventar" lo ya creado, y todo ello ofreciendo un pensamiento que va creciendo, y que se aplica a cada una de sus obras.


Sobre el tema de "dar una conferencia", Albacete ya nos ofreció una serie corta de cuatro que ahora vuelve a recuperar, pero actualizando lo abocetado. En cada uno de estos cuadros, el espectador viene representado de forma abstracta, definida apenas por algunos colores. El creador nos plantea la pregunta de si es posible explicar la pintura y donde se sitúa éste ante la versión que ofrece al espectador de su obra. Estos espacios están configurados por cuatro elementos: la platea, con los espectadores ya indicados,  el conferenciante, la pantalla grande en la que se proyectan las imágenes y por último, un punto de fuga, algo nuevo que ha introducido el autor: fuera esta la naturaleza, la práctica, inclusive, el color. Por contra, el conferenciante aparece diminuto, en una especie de carecer de importancia en el contexto, y la pantalla blanca se proyecta como una forma de hablarnos de la alienación contemporánea.



La segunda serie, está en relación con el estudio del artista, en la que la pintura nos habla y nos interroga sobre la atmósfera creada. Existen numerosos puntos de autorreferencias a variados espacios temporales, y nos invitan a considerar éste como intemporal. Todo aquello que el artista quiere transmitirnos está aquí, en su estudio, en su propio mundo, que solo a él le pertenece y al que solo sabe darle forma y cambiarla infinitamente.
El ultimo tema o serie, es el huerto, quizás el mas conocido de toda su obra anterior, en el que el pintor es observado por sí mismo,  y quiere llevarnos a descubrir la tensión que se genera entre la figura humana y la naturaleza.
Como ya he planteado inicialmente, la respuesta a la reflexión sobre el acto pictórico que nos plantea ALFONSO ALBACETE está en la práctica, que es la que en definitiva da sentido a todo lo que se plantea.

ALFONSO ALBACETE está considerado como uno de los mas significativos pintores españoles actuales, un artista que ha sabido, con el tiempo, reivindicarse a si mismo y crear un mundo propio, por medio de su pensamiento, cuyas formas de representación no nos dejan indiferentes y consiguen excelentes resultados.



Para todos los amigos del ARTE, ALFONSO ALBACETE, en la Galería Marlborough, desde el pasado 11 de septiembre y hasta el 18 del próximo mes de octubre.
Una visita obligada.

BUEN DÍA A TODOS

Fuentes: Descubrir el ARTE. Nº 187.

No hay comentarios:

Publicar un comentario