martes, 2 de septiembre de 2014

LOS PROVERBIOS FLAMENCOS, Pieter Breughel el Viejo


Buen día, amigos todos, hoy nuestro post del día se va a centrar en una única obra, pero que, interpretada en toda su extensión, podría hacernos pensar en muchas mas. Estoy hablando de un óleo sobre tabla de roble, que se encuentra, a la vista de los que quieran admirarlo personalmente en Gemäldegalerie, Staatliche Museen, en Berlin. Su título como es el que da el mismo a este "post" es "LOS PROVERBIOS FLAMENCOS" y su autor Pieter Breuguel el Viejo.
La obra en cuestión está datada en 1559, y mide 117 cm de alto y 163 cm de ancho. 
También es conocida con el nombre "La capa azul" o "El mundo al revés".

Su autor

A primera vista, nos encontramos con una aldea poblada de incontables figuras que aparecen hasta en los rincones mas recónditos de la calle y las casas. En tanto algunos de ellos permanecen absortos en sus ocupaciones, la mayor parte de ellos, si observamos fijamente, son del todo peculiares. El hecho cierto es que interpretan mas de 120 proverbios y dichos, cuyas metáforas aparecen representadas de forma completamente literal. 
No obstante, muchos de dichos proverbios han sido olvidados, e incluso algunos, al no ser traducidos a otros idiomas, fueron olvidados. Es de significar que la utilización de PROVERBIOS era una forma popular en tiempos de Breughel; no obstante, los Proverbios flamencos de éste es la primera pintura a gran escala que trata dicha temática.
Bien es cierto que las pinturas de Brueghel tratan los temas mas absurdos, las debilidades y todo tipo de locuras humanas, en cierta forma, siguiendo la tradición iniciada por El Bosco. En definitiva Breughel, con su trabajo quiso hacer un estudio de lo que es la estupidez humana. Significativo el hecho que son las personas representadas con rasgos en blanco la forma en que Brueghel utilizaba para representar a los tontos.
La obra consigue, pese a la densa temática, y múltiples detalles, una gran unidad en su composición, en torno a una diagonal que, desde la parte inferior izquierda, va hacia la parte superior derecha.

Mas dejemos que sean las debilidades humanas las que hablen por nosotros y empecemos identificando algunos de los tan señalados proverbios; muchas de dichas expresiones son utilizadas aún hoy en día.


Este detalle del cuadro reúne varios proverbios; así la imagen del hombre que aparece en primer término, estirados sus brazos sobre una tabla, obedece al proverbio "Pasar a duras penas de una hogaza a la otra", lo que se interpreta como tener dificultades para llegar a fin de mes. La azada sin mango que se muestra sobre la mesa, viene a significar "probablemente algo inútil". Debajo de esta mesa, nos encontramos con tres "proverbios, el primero, "buscar el hacha", que significa intentar encontrar una excusa, el segundo, "aquí está con su linterna", que traducido viene a decirnos tener la finalmente la oportunidad de mostrar un talento; y el último "un hacha con su mango", significa "la cosa entera".
Por cierto, el señor que aparece recogiendo algo del suelo, es otro proverbio, "El que ha derramado sus gachas de avena, no puede recogerlas todas", lo que nos viene a decir que una vez que se ha hecho algo, no se puede deshacer.
Un quinto proverbio, observamos en una rueda a la que se le ha colocado un palo, "poner palos en las ruedas", o poner obstáculos a los planes de otro. 
Un sexto proverbio, que viene representado por el hombre atado a un palo, viene a mostrarnos como "el amor está en el lado donde cuelga la bola de dinero": en definitiva que el amor no puede comprarse. Este último personaje, en un nuevo proverbio, intenta "tirar para quedarse con el extremo mas largo", lo que puede interpretarse con intentar sacar ventajas.


En esta nueva escena, destaca un proverbio que está representado por un hombre, metido como dentro de una especie de torreón, y que se llama "Tocar en la picota", traducido por llamar la atención sobre los actos vergonzosos de alguien. 


En este detalle que es mas amplio que el anterior, observamos como en un torreón -en la parte superior- una persona observa alejarse una cigüeña, el proverbio exacto es "Contemplar a la cigüeña", traducido por perder el tiempo o pensar en las musarañas. También vemos en la parte inferior, como otra persona permanece dentro de una especie de cubilete, el proverbio es el siguiente: "Tener que agacharse para triunfar en el mundo", traducido: para tener éxito, uno debe ser taimado; este hombre que intenta pasar por una esfera vendría a mostrarnos que en el mundo hay que pasar por el aro. 
Justamente encima vemos a otro personaje "echando rosas a los cerdos", o lo que es lo mismo malgastar los esfuerzos en algo que no merece (echar margaritas a los cerdos).
Al lado del personaje que "intenta pasar por el aro", vemos a otro que intenta "Tapar el pozo después de que el ternero se haya ahogado", cosa que haría un tonto, o sea, ponerse manos a la obra después de que la desgracia ya se ha producido -como podemos fácilmente reconocer el personaje en cuestión va vestido con una especie de jubón de color "blanco" (los así representados por Breughel, eran considerados por él como tontos).



Siguiendo este curioso recorrido de las debilidades humanas, el primero de los detalles que adjunto, y que no he podido conseguir en mayor tamaño, alude al proverbio "Incluso poder atar al diablo a una almohadilla": su significado es que la obstinación lo supera todo. Quien la sigue, la consigue.
El siguiente se refiere al proverbio "Hacer el tejado con tartas", o lo que es lo mismo vivir lujosamente. Así mismo, vemos el proverbio relativo a "Casarse bajo el palo de la escoba", que representa a vivir juntos sin estar casados, y la escoba por sí sola, "Sacar la escoba", divertirse mientras el amo está fuera.



Estas dos imágenes que os sitúo a continuación, la primera es del todo explícita, "Golpear la cabeza contra un muro de ladrillos", o sea intentar conseguir lo imposible, en tanto en la persona que aparece a continuación que lleva agua en una mano y fuego en la otra, es interpretado como no ser digno de desconfianza, en definitiva, tener dos caras.
Es mas en la primera de las imágenes el hombre lleva un pie calzado y el otro descalzo, interpretado como "lo principal es el equilibrio".


Sigamos con este entretenimiento que eso es lo que es para mí, espero que para vosotros también lo sea, amén de un delicioso descubrimiento, y observemos como una mujer le pone una capa azul al marido, lo que significa "ponerle los cuernos".
A la izquierda podemos observar a dos mujeres que hablan entre sí, y entre las que se observa un perro; pues el proverbio viene a decir "Ten cuidado que un perro negro no se meta en medio", lo que se interpreta en el sentido de que cuando dos mujeres están juntas no se necesita un perro ladrando para añadirse a los problemas que ya de por sí solas causaran.
Observamos también un señor con una gran cesta "Llevar el día en cestas", o lo que es lo mismo, malgastar el tiempo.
En el centro de este detalle del cuadro observamos a una persona "confesándose" con el diablo, lo que se traduce como revelar los secretos al enemigo.
Sigamos repasando la escena, y damos con un personaje que está acuchillando a un cerdo: proverbio:una conclusión prevista, lo lo que se ha hecho no se puede deshacer. 
También vemos dos perros enfrentados por cual de ellos se lleva un hueso, proverbio: discutir sobre un solo tema.




De estos tres pequeños detalles, obtenemos los siguientes proverbios; en cuanto al primero, "cagar por el mismo agujero", ser inseparables, uña y carne; en cuanto al segundo, "las tijeras cuelgan allí", es mas que posible que te engañen en dicho lugar; y por último, en cuando al último de los detalles "sentarse en las cenizas entre dos banquillos", ser indeciso.

Aún podríamos seguir interpretando proverbios, mas creo que es mas que suficiente para un "post". No cabe la menor duda que la intención de Pieter Breughel al describir en esta tabla las debilidades humanas se dirige, sin duda, a un público culto, pues los proverbios, proceden no tanto de la sabiduría popular como de la literatura, y en consecuencia, la mayoría de ellos existían en latín, además de en flamenco. La obra intenta, por supuesto, entretener, pero también nos anima a escudriñar en los aspectos mas oscuros de nuestra personalidad y buscar el significado a cada uno de ellos. 
No consta por indicación de quien Pieter Brueghel, el Viejo pintó este cuadro, pues aparece, por primera vez, documentado como propiedad del coleccionista de Amberes Peeter Stevens. Permaneció perdido durante siglos, hasta que en 1913 fue descubierto en una casa de campo inglesa desde donde fue trasladado al Gemäldegalerie de Berlín.



Con la imagen del rostro de esta mas que maravillosa y singular personalidad de la pintura, me despido de vosotros por hoy, esperando que hayáis pasado, como yo un buen rato de diversión y conocimiento.
Y es que la historia de la Humanidad está llena de grandes HISTORIAS (y muchas mas que divertidas....).


BUEN DÍA

1 comentario:

  1. Angustias de las Cuevas16 de octubre de 2016, 14:07

    Querida Rosa, perfecto el análisis. Has hilado cada espacio, cada rinconcito y nos dejas la visión idónea de la obra...
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar