domingo, 20 de septiembre de 2015

ALEXANDRE CABANEL: TRIBUTO A LA BELLEZA

Alexandre Cabanel


Buen día.
Es siempre mi intención la de que todas las expresiones artísticas tengan su espacio en este nuestro blog, evidentemente, unas con mas seguidores o admiradores que otras, fundamentalmente, la pintura y la fotografía marcan la pauta, y dentro de lo que es la pintura, son muchas las personas que gustan de esa pintura que transciende la belleza en todos los sentidos, la pintura que despierta nuestro lado mas romántico, no exentos de una mas que cierta connotación sensual.


Armonía


Eco


La hija de Jefte

De esta forma, mi elección para el día de hoy, la hago en base a la belleza que rebosa la obra de ALEXANDRE CABANEL, del que nos ocuparemos, durante un buen rato, tanto de su vida, como de su obra.
Espero que no os defraude, yo, lo doy por supuesto, Cabanel, en absoluto.



Alexandre Cabanel nació en Montpellier, el 28 de septiembre de 1823 y falleció en Paris, el 23 de enero de 1889, en el seno de una familia humilde.
La Historia, en ocasiones, no es justa con muchos artistas y Cabanel es, precisamente, uno de ellos.
Su formación la llevó a cabo en la escuela municipal de diseño de Montpellier, siendo alumno en el taller de François-Édouard Picole, en la École des Beaux-Arts, donde fue admitido en el año 1840.

Jesús en el Pretorio

Es en 1945 cuando consigue el Gran Premio de Roma con su obra "Jesús en el Pretorio", con lo cual puede permitirse viajar a Italia, conocer  Villa Médicis, y todo ello bajo la protección de la Academia de Francia. Será precisamente allí cuando conozca al coleccionista de arte Alfred Bruyas, del que realizó un magnífico retrato, que fue precisamente uno de sus primeros encargos.

Ofelia

Detalle de "El Nacimiento de Venus"

Su obra mas significativa y que le dió una gran popularidad fue "El Nacimiento de Venus" que fue adquirida por el emperador Napoleón III, en el año 1863.
Su admiración por los grandes maestros de la pintura italiana la vemos reflejada en su pintura "Ángel Caído", en el que resalta el trabajo manierista de la figura de Satán.

Ángel caído

Es la suya una magnífica aportación para con el retrato, lo que hace de su persona el que sea demandado por la aristocracia. En los retratos femeninos, Cabanel alcanza un nivel extraordinario, dotándolos de una belleza exquisita y refinada. En muchos aspectos, fue duramente criticado pues se le tachó de falta de "sensibilidad social", hacia la situación vivida por las clases bajas.


Retratos femeninos

Mas, hablar de Cabanel, y olvidar el retrato de Napoleón III sería una gran falta. En un principio, el emperador fue retratado por Hyppolite Fladrin, mas el resultado no le satisfizo, por lo que requirió los servicios de Cabanel. El resultado fue espectacular, pues dotó al emperador de una especial cercanía para con su pueblo, en base a la aproximación de la imagen que de su persona ofreció al público.

Napoleón III

Fue precisamente, en el año 1963 cuando fue nombrado profesor de la École des Beaux-Arts y también elegido miembro de la Académie de Beaux Arts.
Su prestigio le llevó a que durante 17 veces fuera miembro del jurado del Salón de París, concediéndosele la medalla de honor los años 1865, 1867 y 1868.

Boceto

Pandora

En Cabanel nos encontramos con un pintor que lo es de historia, gran retratista, y en la que su paleta fue evolucionando con el tiempo hacia temas mas románticos; uno de estos temas se basó en unos poemas de Victor Hugo, "Orientales", siendo la obra denominada "Albaydé" la mas popular.

Albaydé

Es evidente que su arte era tradicional, si por tradicional entendemos aquél que busca el goce de la belleza y los sentidos, siguiendo a los grandes clásicos. Ésta su tendencia fue muchas veces criticadas por amplios sectores sociales, y por distintos pintores, en particular por Edouard Manet, que no contaba para nada con su simpatía. 
Mas, pese a ello, su obra fue muy popular, amén de que fue reclamado como maestro, para muchos artistas, entre ellos, y por citar solo unos cuantos Jean-Joseph Benjamin-Constant, Albert Besnard, Vlaho Bukovac, Charles Bulteau, Henri Regnault. Etienne Terrus.....

El Nacimiento de Venus

1863 es un año fundamental en la trayectoria de Cabanel, pues fue cuando presentó en el Salón de París, la que está considerada como su obra maestra: El Nacimiento de Venus.
Una bellísima exposición de lo que la mitología nos ha hecho conocer, en este caso, mediante un desnudo femenino, pleno de sensualidad, y curiosamente elegido, siendo rechazado el de su "enemigo" Edouard Manet, "Desayuno en la hierba". 
En la obra de Cabanel nos encontramos con Venus, diosa que fue motivo mas que frecuente en distintas obras del Renacimiento, y para la que Cabanel se inspiró en la obra de Rafael, "El triunfo de Galatea".
En ella podemos observar como Venus yace adormecida sobre las olas de un mar de un maravilloso color verde esmeralda, en tanto unos ángeles revolotean a su alrededor, en el espacio de un cielo azulado. En esta magnífica obra imperan las tonalidades rosáceas, azules y verdes, lo que da a la misma una cierta iluminación de carácter celestial.


Un detalle significativo es el ángel que aparece situado en la zona izquierda de la obra pues toca un instrumento musical con la finalidad de distraer a la diosa. 
Por lo que respecta al cuerpo de la diosa, conserva un parecido mas que especial con las representaciones clásicas de la misma, y fue su descubrimiento una total fascinación para Napoleón III, que la adquirió en el mismo Salón.

Fedra

La orientación de la obra de Cabanel, desdeñado durante bastante tiempo por reducirse excesivamente a la temática histórico-literaria, nos ofrece, al mismo tiempo la figura de la "mujer fatal", tal y como podemos observar en "Fedra", en la que retrata la trágica escena en la que Fedra decide terminar con su vida al ser rechazada por su hijastro Hipólito. 
Como igualmente clásico, en su tratamiento, es el tema de la muerte, que aparece reflejado en la "Muerte de Francesca Rimini y Paolo Malatesta", suceso que aparece recogido en la "Divina Comedia", de Dante.

Muerte de Francesca Rimini y Paolo Malatesta

No debemos olvidar su obra "Cleopatra probando los venenos en los condenados a muerte", en la que podemos observar como aquélla contempla impasible los efectos de dichos venenos sobre los reos. Su escenario es de una belleza exótica que nos traslada a lugares lejanos, en los que el colorido es el protagonista.

Cleopatra probando venenos en reos

Sin perjuicio de su obra pictórica, Cabanel trabajó también como decorador en palacios y edificios civiles. Muestra de ello fue la decoración que llevó a cabo en la antecámara de la sala de fiestas del "Hôtel de Ville", en París, si bien la obra quedó destruida como consecuencia de un incendio en 1871.

Study for the Pantheon-The life of Saint Louis

En el año 1870 pintó el techo del Pabellón de Flora en el Museo del Louvre y un año mas tarde, su "Historia de San Luis" formó parte de la decoración del Panteón.

 Ninfa raptada por un fauno

Alexandre Cabanel falleció el 23 de enero de 1889, y como he indicado al comienzo de este artículo su obra no ha sido del todo difundida ni aplaudida, precisamente por su posicionamiento academicista, en una etapa histórica en la que la pintura era fuente de manifestación de nuevas tendencias.
No obstante, la perspectiva del tiempo nos da, precisamente, la posibilidad de conocer del buen hacer y de la belleza que encierra la obra de Alexandre Cabanel, y si estoy equivocada, juzgad por vosotros mismos.


BUEN DÍA A TODOS

Blog incorporado al 
Directorio Hispano de las Artes.

Fuentes: Wikipedia.
Historiadores Histéricos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario