miércoles, 18 de mayo de 2016

EL REY LEAR: HISTORIA DE UNA TRAGEDIA.



Buen día.

Hoy vamos a hacer una especie de "menage a trois", si pero, en términos literarios/históricos/pictóricos, y tomando como referente, una historia, que es una de las obras mas icónicas de las tragedias que escribió William Shakespeare.

Cordelia en la corte del rey Lear, John Gilbert (1873)

El rey Lear nos acerca a la leyenda de un soberano de Bretaña, mas Shakespeare se valió de diferentes elementos de variadas culturas para tratar el tema que nos presenta. El Lear histórico habría vivido antes de la fundación de Roma, es decir, en el siglo VII a.C., y todo ello queda recogido en la Historia Regum Britanniae, cuando este rey se decide, llegada su vejez, por repartir su reino entre sus tres hijas, y sus respectivos esposos.
Si bien las manifestaciones de afecto de las dos mayores Gonerilda y Regania, no dejan lugar a dudas sobre el "supuesto" afecto, la pequeña Cordelia, responde, con tal sinceridad, que el suyo es el afecto que una hija debe sentir por su padre, tal y como el deber le manda.

El rey Lear reniega de su hija Cordelia- John Boydell

El rey Lear y Cordelia

Como en toda obra de Shakespeare la condición humana es la protagonista de esta tragedia, si nos atenemos a la concepción que William Shakespeare tenía del universo y del orden cósmico, que debía tener fiel reflejo en la armonía, la cual sería la respuesta cuando la evidencia resultase del respeto por el orden jerárquico y la subordinación del inferior al superior.



La actitud de su hija menor, la lleva a desheredarla y su parte es repartida entre sus hermanas y sus respectivos esposos, el duque de Albania y el de Cornualles, con la condición de que él, con cien caballeros, sea mantenido por una de ellas, turnándose.
Mas Cordelia encuentra el consuelo en el amor que le ofrece el rey de Francia, rendido ante la belleza de la joven y para la que no pide dote alguna. El conde de Kent, del lado de Cordelia, es desterrado, más se mantiene al lado del rey, ocultándose.

Las tres hijas, por Gustav Pope

Las dos hijas Gonerilda y Regania faltan a la promesa que le hicieron a su padre, negándole no solo el asilo, sino la escolta de caballeros, dejándolo vagar por el campo. Es entonces, cuando el conde de Gloucester siente piedad del viejo rey, lo que provoca la ira de su hijo ilegítimo Edmund, y calumniando al legítimo Edgar, que se regufia en una cabaña, en el bosque durante una tempestad. Y es precisamente en esa cabaña, donde encuentra asilo, un derrotado Lear, que pierde completamente la razón. Es entonces cuando Kent lo lleva al lado de Cordelia y ésta lo recibe con todo su amor filial.
Entretanto, las dos hermanas Gonerilda y Regania -ya viuda- se disputan el amor de Edmund, hasta el punto de que Gonerilda envenena a su hermana Regania; también es su intención la de acabar con su propio esposo, mas es descubierta y se quita la vida.
Edmund da orden de acabar con la vida de Cordelia, que muere estrangulada ante los ojos de su padre, quien a su vez, fallece de dolor.


 El rey Lear con su bufón, durante la tempestad



El rey Lear y Cordelia, por Ford Madox Brown

El rey Lear es uno de los dramas mas sugerentes de Shakespeare, pues en toda acción se observa la correspondiente reacción. El mundo convive con la continua premisa de que si bien los malvados no triunfan al final del drama, la bondad de aquéllos que así vivieron y se mostraron en sus manifestaciones ha caído anteriormente, víctima de la intriga.

Y un mas que elemento simbólico es la tormenta que confluye en el centro del drama y que desemboca en lo que puede considerarse la locura de la humanidad, fomentada por la crueldad y la falta de piedad.

El rey Lear durante la muerte de Cordelia

La continua lucha entre las fuerzas del bien y del mal es un argumento mas que utilizado por los grandes de la literatura como temática central de muchas de sus obras, pues, en definitiva, son los grandes miedos que siempre han asolado a la humanidad, y lo siguen haciendo.

Mas no debemos ni podemos separar la existencia del Mal  de la del Bien, pues ambos conviven en la existencia humana. Si bien será siempre la nuestra la opción de mirar hacia el lado que, aún causándonos dolor, no provoca el dolor y el sufrimiento en el prójimo. El sacrificio no es mas que un "impasse" en toda historia de bondad y miseria.


Blog incorporado al
Directorio Hispano de las Artes


Fuentes: Wikipedia.
Biografiayvidas.com
Historia. National Geographic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario