miércoles, 23 de noviembre de 2016

EL SACRIFICIO DE CARILOE.- JEAN-HONORÉ FRAGONARD.

Autorretrato

Buen día.

El protagonista de nuestra historia de hoy es un cuadro de carácter mitológico, y que fue propiedad de Godoy: EL SACRIFICIO DE CARILOE, cuyo autor es Jean-Honoré Fragonard, pintor y dibujante de espíritu rococó, un artista de carácter jovial y alegre, un hombre impulsivo, audaz y muy sensible. 
Su obra es una muestra de una imaginación vivaz, en la que opta por los tonos brillantes, en tanto da la impresión, certera, de que le resulta fácil llevarla a cabo.

Muchacha con perro

Abunda en el sentido del movimiento, una deliciosa paleta que se decanta por los tonos dorados, y el amor es el tema que más abunda en su producción.
Además, Fragonard domina la técnica del óleo, del pastel, el gouache, e incluso, la acuarela y lleva a introducir el gusto por pintar como algo espontáneo. Rápido en la ejecución de todas y cada una de sus obras es capaz de pintar un lienzo en solo una hora.

El columpio

Sus tonos favoritos, amén de los dorados, son los ocres y sobre todo la luz aúrea. Su técnica del todo libre y llena de pasión. Esa actitud vital nos la demuestra en sus fuertes trazos de color, que pueden palparse.
En cuanto a su temática se atreve con todos los géneros, retratos, escenas familiares, miniaturas, y se emplea en temas tanto religiosos, como históricos y mitológicos. Los formatos que emplea tiene un tamaño medio, en algunos de ellos adopta la forma oval.

La gallina ciega

Cefalia y Procris

El Sacrificio de Cariloe es una obra que Fragonard ejecutó sirviéndose de un gran lienzo, y gracias a la cual, con treinta y tres años, ingresó en la Academia Francesa y también fue nombrado conservador del Louvre.
Su  temática es puramente mitológica y nos cuenta la historia de Coreso, sacerdote de Dionisos, que todos podemos leer en la Descripción de Grecia  de Pausias (VII,21). Corteja a la joven Caliroe, si bien ella le rechaza, con lo que se desata la cólera del dios, y numerosas epidemias diezman la población. 
Un oráculo anuncia que la desgracia finalizará cuando Coreso ofrezca a Dionisos una víctima humana, que no puede ser otra que la propia Cariloe o quien quiera morir en su lugar.
Es entonces cuando el propio Coreso, destrozado, decide suicidarse. Quienes contemplan la escena están aterrorizados y la joven Caliroe, cae desmayada en el altar del sacrificio, en tanto Coreso muere.



Existen varios bocetos, amén del lienzo que se encuentra en el Louvre, en el que se observan variantes del original, uno de ellos en el Musée de Beaux-Arts de Angers, en una colección privada en Nueva York, amén de un dibujo a sanguina en la colección Pierpont Morgan, en EE.UU.



El lienzo que fue presentado en el Salón de 1765 fue muy admirado por el público, tanto es así que fue adquirido por Luis XV.
Sobre este tema mitológico, Diderot llevó a cabo una perfecta descripción en la Correspondance littéraire, e incluso llegó a los escenarios teatrales, una tragedia de La Fosse (1704) y una ópera de Destouches y Roy (1712).
Godoy se hizo con este bellísimo lienzo de temática mitológica adquiriéndolo al marchante Joseph Bouton.

La mitología ha sido y sigue siendo fuente de inspiración para muchos artistas, sus historias en las que abundan la pasión, el amor, los celos, la venganza no es más que un reflejo de lo que los seres humanos vivimos en nuestro día a día.
En cierta medida, es una forma de mirarse en el espejo de las grandes tragedias humanas.

Safo y el amor

BUEN DIA A TODOS

Blog incorporado al
Directorio Hispano de las Artes

Fuentes: Tendencias del Mercado del Arte.
Maestros de la Pintura. Larousse.



No hay comentarios:

Publicar un comentario