miércoles, 30 de agosto de 2017

MARAVILLAS DEL MUNDO: ISLA DE JEJU.



Buen día.

Nada más cierto que nuestro planeta Tierra esconde lugares maravillosos en los que la huella del hombre no ha perjudicado, en la medida en la que suele hacerlo, sus más que delicioso habitat.
Uno de esos paraísos que hoy os propongo visitar es la conocida ISLA DE JEJU.



La provincia autónoma de Jeju es la única que tiene dicho estatus en la que es su ubicación territorial en Corea del Sur.
Situada en el estrecho de Corea, al suroeste de la provincia de Jeolla del Sur, formó parte de ésta hasta el año 1946.
En Occidente, antiguamente la isla de Jeju era conocida como isla de Quelpart, siendo su origen volcánico, y estando dominada por la imagen impresionante del Monte Halla, un volcán que se eleva 1.950 metros sobre el nivel del mar.

Monte Halla



Su formación lo fue hace cientos de millones de años, a raíz, precisamente, de erupciones volcánicas, y está compuesta sobre todo de basalto y lava. 
Es el suyo un clima subtropical, más cálido que el que conoce el resto del país, y en el que se distinguen las cuatro estaciones, si bien parte del verano es lluviosa, y el invierno, por contra, es bastante seco.




Está considerada como uno de los mayores paraísos naturales del mundo, estando en posesión de la que se viene a denominar "triple corona" de la Unesco, toda vez que ha sido declarada Patrimonio Natural de la Humanidad, Geoparque Global y Reserva de la Biosfera.
Evidentemente, con estos antecedentes no podemos dejar pasar la ocasión de conocer esta deliciosa isla que en 2011 fue elegida, también, una de las nuevas siete maravillas naturales del mundo, a la vez que el Amazonas o las cataratas de Iguazú.




En la isla de Jeju se identifican características culturales que la distinguen del resto de Corea, y ello debido al aislamiento geográfico. Igualmente, son abundantes las leyendas locales como los harubang (abuelos de piedra), quizá su imagen más representativa, pues se trata de esculturas que han sido talladas en bloques de lava.


Y otro aspecto curioso de la isla es la existencia de las llamadas haenyo, que quiere decir "mujeres del mar", y que se ganan la vida buceando pero a pulmón libre, para mariscar todo tipo de moluscos y hacerse con las mas bellas conchas.



El paisaje de esta singular isla está formado por cientos de cráteres que se conocen como "oreum", y que son consecuencia de las erupciones volcánicas que formaron la isla.
Son del todo deliciosas sus paradisíacas playas en las que podemos disfrutar de las más cristalinas aguas, a la vez que observar y transitar a través de los tubos volcánicos que se abren a través de los acantilados, pues muchos de ellos están abiertos al públicos y sus vistas son realmente increíbles.



Otra de sus atracciones es el monte Sanbang, situado en la costa suroeste, y en el que amén de numerosos templos budistas pues sobreviven múltiples leyendas, y por supuesto, no podemos olvidar las estatuas de piedra Dol Hareubang, que se reconocen por su forma de seta, el llamado parque Loveland, que está dedicado a la escultura erótica... e incluso un singular museo dedicado a .....diferentes osos de peluche.

Monte Hanbang

Museo de Peluches
Jeju Batdam

Evidentemente, la ISLA DE JEJU es toda una visita obligada no sólo para los amantes de los grandes viajes, sino también para aquéllos que disfrutan con paisajes idílicos y con la posibilidad de transitar por una tierra en la que la biodiversidad y la cultura han sido cuidadosamente preservadas.
Los muros de piedra negra, que se conocen como Jeju Batdam (dragón negro) están integrados en los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM), así designados por la FAO.



Amigos amantes de los grandes viajes, esta ocasión no puede escaparse...
DISFRUTAD.


Blog incorporado al
Directorio Hispano de las Artes


Fuentes: Wikipedia.
www.abc.es/tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario