sábado, 4 de abril de 2015

MARGUERITE DURAS: ESE EXTRAÑO AMOR.



Buen día, estimados lectores, es lo que mejor se puede desear a una persona, y ese es mi deseo para todos y cada uno de vosotros, hoy nos adentramos  en el mundo de la literatura a través de la obra de una mujer excepcional, y con un carácter un tanto difícil, por no decir que iracundo. Me refiero a MARGUERITE DURAS, de la que el día 4 de abril se cumplen 101 años de su nacimiento.





Marguerite Duras, cuyo nombre auténtico era Marguerite Germaine Marie Donnadieu, nació en Gia Dinh  (Saigón), el 4 de abril de 1914, y su infancia y adolescencia transcurrieron junto a su madre en la Indochina Francesa, una etapa de su vida que la marcó y que sirvió de base para la concepción de muchas de sus obras. 
Su nombre lo cambió en 1943, por el de un pueblo de Lot-et-Garonne, en el que falleció su padre.


Con su madre, Marie Legrand

Con su hermano mayor

Margherite Duras pertenece a ese grupo de escritoras que estuvieron siempre obsesionadas por hacer de su vida un mito, y para ello se sirvió del arte, concretamente, de la literatura. 




"Las biografias que se escriben sobre mí no me interesan para nada. Mis libros deberían bastar". De esta forma contestó Marguerite a la escritora Frédérique Lebelley que le propuso, escribir su biografía; mas fue la escritora Laura Adler, la autora de la biografía mas rigurosa que se ha escrito sobre Duras, para lo cual tuvo que llevar a cabo un arduo trabajo de investigación, pues el éxito de Marguerite Duras se cimenta, en gran medida, en la parte oscura de su vida, en ese espacio irreconocible que a todos nos gustaría acceder, y ella jamás consintió, salvo a través de su escritura.



Es esta biografía la que mas nos aproxima a comprender las contradicciones de una vida que Marguerite siempre llevó al límite, desde las relaciones entre la adolescente blanca y el amante chino, y las ganancias que consiguió la madre de Marguerite a la vez que se venía abajo su aventura colonial, hasta situaciones y circunstancias llenas de profundidad humana.
La vida de Marguerite Duras estuvo marcada por un componente moral, pues se la acusó de aceptar un trabajo en la Comisión del control de edición en la Francia ocupada, la de mantener una doble relación amorosa con su marido Robert Antelme y su íntimo amigo Dionys Mascolo, amén de verse relacionada con una red de espionaje con el agente francés de la Gestapo, Charles Delval.


Con su hijo

Mas antes de acercarnos a la Marguerite Duras, madura, conozcamos cómo fue su infancia, y los hechos que ella misma ha permitido que sean conocidos. Porque si algo es bien cierto, es que Marguerite Duras fue siempre una mujer que tenía una habilidad increíble para reinventarse, una y otra vez, y de construir su propia leyenda. Algo que nos sorprende, hasta cierto punto, es que al final de sus días, hablara de sí misma en tercera persona. ¿Quien fue, ciertamente, Marguerite Duras? Nos preguntamos todos, y ella, durante toda su vida, desgraciadamente, también.




El padre de Marguerite era profesor de matemáticas y colono en Indochina, si bien falleció cuando la pequeña tenía tan solo cuatro años. Su madre era maestra, y tuvo dos hijos mas, uno de un primer matrimonio y que tenía un carácter mas que agresivo, y el otro mas pequeño que murió siendo aún niño. La situación económica de la familia era tal que la madre tuvo que dedicarse a cultivar la tierra, en tanto consentía que su hija se prostituyera, que se sepa, al menos, una vez.
Esta terrible experiencia dejó una marca imborrable en Marguerite Duras, cuya escritura le sirvió de expiación de los sentimientos que le produjo, y que luego, los plasmaría, de forma radical, en EL AMANTE, con cuya novela ganó el premio Goncourt, en 1984, un éxito de ventas y traducida a 40 idiomas.



Todos los elementos de su mas que peculiar literatura están reunidos en este libro: el amor-odio por su madre, lo cual se funde con la historia de la adolescente de apenas catorce años y su amante chino de veintiseis, de la que la única realidad que podemos afirmar es que a Marguerite se convierte en una transacción comercial para que su familia pueda salir de la miseria.
Mas en torno a toda esta historia, ¿que hay de verdad? ¿qué de mentira? Se trataba la suya de una relación de "amor" o de "prostitución". En EL AMANTE no nos paramos a plantearnos preguntas, sino a hacer ver como la realidad puede llegar a ser invención y la invención ser una mas que tangible realidad.




Con estas palabras describe Marguerite el que fue el encuentro con su primer amante: "Fue esa tarde cuando Léo me besó en la boca. Lo hizo por sorpresa. Experimenté una repulsión verdaderamente indescriptible...."
Y reconoció igualmente, "A los 18 años envejecí. No sé si a todo el mundo le ocurre lo mismo... ese envejecimiento fue brutal". Fue la suya, su vida, la temática de su obra.




En 1932 regresó a Francia donde estudió Derecho, Matemáticas y Ciencias Políticas, trabajando para el Ministerio de las Colonias entre los años 1935 a 1941.
Se caso en 1939, con Robert Antelme, del que tuvo un hijo que murió con apenas tres años. Poco después conoció al que sería su amante Dionys Mascolo, del que tuvo otro hijo. Ambos participaron durante la Segunda Guerra Mundial en la Resistencia francesa, cayendo prisioneros, Marguerite logró escapar gracias a la ayuda de François Mitterand, pero Dyonis fue enviado a un campo de concentración.
Al regreso del que era su esposo, en 1945, y pese a que Marguerite deseaba el divorcio de Dionys, le cuidó, todo lo cual relatará en su novela La douleur. En 1946 se divorció de él.
Sus convicciones políticas la llevaron a afiliarse al Partido Comunista francés, del que fue expulsada en 1955.



Su obra literaria abarca unas cuarenta novelas y una docena de piezas de teatro. Destacamos, entre sus primeras obras, Les impudents, (1943), y La vie tranquile (1944), en las que observamos influencias de la narrativa anglosajona, no obstante, poco después evolucionó hacia el conocido como "nouveau roman", tal y como podemos observar en  L´après-midi de M. Andesmas (1960).



Fue su novela autobiográfica Un dique contra el Pacífico (1960), en el que nos muestra recuerdos de su infancia. Mas su obra posterior se plasma, fundamentalmente, en relatos cortos que nos muestra el deseo de sus protagonistas de escapar de la angustia y la soledad.
Entre sus grandes novelas no podemos dejar de citar Le ravissement de Lol V. Stein, 1964, Le Vice-cónsul, 1966, L´ Amante Anglaise, 1967, Detruire, dit-elle, 1969, L´Amour, 1971, y el texto India Song, 1973, que posteriormente fue llevado al cine.
Mas su obra cumbre fue EL AMANTE, 1984, gracias a la cual obtuvo el Premio Goncourt.



En Marguerite Duras identificamos como el tiempo es el gran destructor. Solo por medio de la literatura se inmoviliza el tiempo y vuelve a restablecerse el presente. Una forma mas que devastadora de volver a vivir el dolor. 
Marguerite Duras escribe con una pluma fría, pero que a la vez, está llena de sensualidad, sobre todo cuando se acerca a la pasión del corazón y de la carne.
Son suyas estas palabras: "Escribir es tratar de saber lo que uno escribiría si uno escribiera".
En sus novelas todo se alinea en torno a un hecho brutal central, un momento violento que desencadena todo el discurso: "Destruir, dice ella".



Trailer "Hiroshima mon amour"-Alain Resnais

Si resulta mas que difícil definir su personalidad, es porque a veces la sentimos dulce o llena de ira, genial, ególatra, mas ciertamente hay que dar veracidad a sus palabras cuando asegura:"Yo soy una escritora, no vale la pena decir nada mas". Su último texto obedece al título de C´est tout, en 1995.
Es el alcohol y la escritura los que ocupan un lugar protagonista en la vida de esta mujer, una embriaguez vital que la propia Marguerite calificaba como repulsiva: "Me gustaba darme asco a mi misma. Me veía destrozándome. Era placentero aquel desplome".




La posición emblemática que ocupa Marguerite Duras entre las mujeres escritoras del siglo XX, viene ampliada por su colaboración con el cine, como medio de expresión. De esta forma, escribió guiones y diálogos cinematográficos -Hiroshima mon amour se hizo mas que famoso-, dirigió películas, como la citada India Song (1975) y Le Camion (1977), junto a Gerard Depardieu. Bajo el título Les jours entiers sous les arbres (Dias enteros sobre los árboles) hizo un libro, una obra de teatro y una película.




Pese al ostracismo que quiso mantener en relación con su vida privada, sus breves sentencias la delatan y mucho: "No se trata de alcanzar alguna cosa, se trata de escaparse de lo que existe".
En toda persona que ha vivido experiencias traumáticas, sobre todo, en su infancia y juventud, se mantiene viva la posibilidad de encontrar el amor absoluto, la locura o el crimen; otros, esperan, con frecuencia de forma absurda, "que alguna cosa salga del mundo y venga hacia ellos".




La historia de Marguerite Duras fue la de una niña que nunca escapó a un destino, que no fue tal, sino una mas que dura imposición por quien se da por hecho -la madre-, que debía salvarla y protegerla de todo mal. Nadie puede asimilar tal horror. Nadie. 



BUEN DÍA A TODOS

Blog incorporado al Directorio Hispano de las Artes
http://directoriohispanodelasartes.com/pura-kastiga/

Fuentes: Wikipedia.
Las mujeres que escriben también son peligrosas. Stefan Bollmann.

No hay comentarios:

Publicar un comentario