viernes, 29 de julio de 2016

AMOMIPOESÍA.- AGUAS NEGRAS






AGUAS NEGRAS
Quien goza de un mar azul
no evita que, llegada la noche,
sus aguas se vuelvan negras.
El abrazo afectuoso del día,
en la oscuridad tus manos
hacen de mí tu prisionera.
Es tan difícil separar, dividir
los tiempos de la existencia,
trazar una línea recta que nos libere
de aquello que solo son imposiciones
de un orden establecido
que hasta para el amor sabe de reglas.
Aspirar a una libertad de sentir
no condicionada a tiempos,
sujetos a sucesivos momentos.
Noches sin promesas
de repetir la experiencia.
Mi mundo de emociones
se nutre de aventuras y estímulos
que no resuelven dudas,
por ya resueltas.
Huyo del compromiso,
de la necesidad de lo voluntario,
de la obligación del azar convertido
en causalidad.
En tanto, y sin mi pesar,
las aguas del mar me saben negras.
Rosa Freyre del Hoyo.

Foto: Bettina Reims.


No hay comentarios:

Publicar un comentario